Mundialmente conocido por sus propiedades cosméticas, el aceite de Argán resulta ser uno de los souvenirs más típicos para regalar a familiares y amigos al volver de Marruecos. Por el contrario, mucha gente desconoce su origen o importantes detalles como que son necesarias 20 horas de minucioso trabajo para conseguir un litro de este preciado aceite.

Su elaboración representa una de las tradiciones más antiguas entre las generaciones de mujeres bereberes, que han compartido el secreto de madres a hijas durante años. Para conseguirlo dependen básicamente del Argania Espinosa, una especie de árbol único en el mundo que crece en el suroeste de Marruecos. Declarado Patrimonio Universal por la UNESCO en el 1998, de este árbol es de dónde proceden las semillas que posteriormente, las mujeres bereberes tuestan y muelen a mano hasta obtener una pasta densa que después prensan para conseguir el aceite de Argán.

Hoy en día, la producción del aceite de Argán continúa en manos de las mujeres. Ahora por eso, trabajan dentro de cooperativas comerciales que luchan por su integración al mundo laboral y que cuentan con programas especiales para evitar la exclusión social, sobre todo en las zonas más rurales.

El llamado oro líquido es, des de hace unos años, muy solicitado por empresas farmacéuticas de Occidente gracias a sus múltiples propiedades naturales. Un aceite muy rico que tiene efectos antioxidantes e hidratantes y que se puede usar para la cara, el cuerpo, el cabello y las uñas.

Su gran demanda ha llevado también a la producción de aceites no puros, es por eso que hay que tener en cuenta algunos criterios básicos para saber que se trata de un aceite de Argán auténtico. Una manera de comprobarlo es mediante el olor y el color. Un buen aceite se caracteriza por tener un color dorado natural y no desprender ningún olor. Por otra parte, al aplicarlo a la piel, podemos ver que su capacidad de penetración es muy rápida puesto que en pocos minutos, nuestra piel habrá absorbido completamente el aceite gracias a su alto poder hidratante.